253
Considerações sobre o sublime e a poética do movimento
Considerations on the sublime and the poetics of movement
Mariela Brazón Hernández [Universidade Federal da Bahia, Brasil]*
RESUMEN La finalidad de este artículo es examinar puntos de contacto del arte cinético con la poética
de lo sublime, a la vez que se exploran diálogos con otras categorías estéticas y relaciones con expre-
siones artísticas en las que lo sublime es tratado manifiestamente. Para el desarrollo de las ideas fueron
referencia los análisis de Julian Bell, Barnett Neuman y Robert Rosemblum. En lo que respecta al arte del
movimiento, se partió de la revisión histórico-crítica de Frank Popper, destacándose sus colocaciones sobre
la estética de lo sublime. Fueron identificadas por lo menos tres vías de aproximación al problema: las re-
laciones con la naturaleza, la inmersión en la luz y el color, y el espíritu de sacralidad inherente a los actos
de creación y revelación.
Revista Poiésis, Niterói, v. 23, n. 39, p. 253-277, jan./jun. 2022. [DOI: https://doi.org/10.22409/poiesis.v23i39.49156]
Mariela Brazón Hernández é doutora em Artes Visuais pela UFRJ e professora da Universidade Federal da Bahia.
E-mail: marielabrazon@yahoo.com.br. Orcid: https://orcid.org/0000-0003-4489-4096
PALABRAS CLAVE Sublime, Arte cinético, Arte del movimiento
CONSIDERACIONES SOBRE LO SUBLIME
Y LA POÉTICA DEL MOVIMIENTO
254
HERNÁNDEZ,
Mariela Brazón.
Consideraciones sobre
lo sublime y la poética
Poiésis, Niterói, v.
23, n. 39, p. 253-
277, jan./jun. 2022.
[DOI: https://doi.
org/10.22409/poie-
sis.v23i39.49156]
Este documento é
distribuído nos termos
da licença Creative
Commons
Atribuição -Não Co
mercial 4.0 Interna
cional (CC-BY-NC) ©
2022 Mariela Brazón
Hernández.
Submetido:
12/3/2021; Aceito:
25/5/2021
RESUMO O objetivo deste artigo é examinar os pontos de contato entre a arte cinética e a poética do
sublime, explorando diálogos com outras categorias estéticas e relações com expressões artísticas em que o
sublime é manifestamente tratado. Para o desenvolvimento das ideias, usamos como referências as análises
de Julian Bell, Barnett Neuman e Robert Rosemblum. No que diz respeito à arte do movimento, o ponto de
partida foi a revisão histórico-crítica de Frank Popper, com destaque para suas colocações sobre a estética
do sublime. Foram identificadas pelo menos três abordagens para o problema: as relações com a natureza, a
imersão na luz e na cor, e o espírito de sacralidade presente em momentos de criação e revelação.
PALAVRASCHAVE Sublime, Arte cinética, Arte do movimento
ABSTRACT The purpose of this article is to examine the points of contact between kinetic art and the po-
etics of the sublime, while exploring dialogues with other aesthetic categories and relationships with artistic
manifestations in which the sublime is clearly treated. For the development of the ideas, we used as referenc-
es the analyses of Julian Bell, Barnett Neuman and Robert Rosemblum. In regard to the art of movement, the
starting point was the critical-historical revision of Frank Popper, with emphasis in his work on the aesthetics
of the sublime. At least three approaches to the problem were identified: the relationships with nature, the
immersion in light and color, and the spirit of sacredness present in moments of creation and revelation.
KEYWORDS Sublime, Kinetic art, Art of movement.
del movimiento. Revista
HERNÁNDEZ, Mariela Brazón. Consideraciones sobre lo sublime y la poética del movimiento.
255
La investigación del movimiento es una de las in-
dagaciones más antiguas del ser humano. Ha sido
objeto de atención en las artes, desde sus prime-
ras manifestaciones hasta las más actuales. Crea-
ciones centradas en la poética del movimiento, o
que la adoptan en alguna medida, dialogan con la
fenomenología de la percepción, el conocimiento
científico y tecnológico y la integración del público
con la obra, entre otros. Unas veces de manera
consciente e intencional, otras, de forma circuns-
tancial, los artistas han incorporado el movimiento
como elemento fundamental de sus trabajos, dan-
do lugar a un espectro amplio de investigaciones
sobre sus aspectos físicos, materiales, técnicos y
conceptuales, bien como sobre sus dimensiones
formales, expresivas y simbólicas, además de
los vínculos con las esferas estética, psicológica,
filosófica y espiritual.
En el arte cinético la reflexión sobre el movimiento
[su naturaleza, conceptuación, percepción, feno-
menología] es el eje principal alrededor del cual se
conciben y desarrollan las obras. Trabajar el movi-
miento, no como representación sino como mani-
festación, fue el principal desafío de los cinéticos
y de los artistas que posteriormente incorporaron
el fenómeno como componente importante de sus
investigaciones. Aquí recurro a las expresiones “arte
del movimiento” y “poética del movimiento” para
abarcar tanto la obra de los exponentes históricos
del arte cinético, como las lecturas, apropiaciones y
ampliaciones hechas hasta la actualidad.
En este estudio el foco se dirige a los puntos de
contacto de la investigación cinética y la categoría
de lo Sublime, así como a su interacción con otras
categorías estéticas [POPPER, 1968, p. 224-243].
Desde la aparición del término, en el tratado del
Pseudo-Longino [s. I], el concepto de lo sublime
ha pasado por diversas formulaciones. En ese
devenir, importantes puntos de inflexión han sido
las ideas presentadas por Edmund Burke en
Una
investigación filosófica sobre el origen de nuestras
ideas de lo sublime y lo bello
[1757]; Immanuel Kant
en la
Crítica del Juicio
[1790]; Friedrich Schiller en
De lo sublime
[1793]; Arthur Schopenhauer en
El
mundo como voluntad y representación
[1819];
Friedrich Hegel en sus
Lecciones sobre filosofía de
la religión
[1827]; Barnett Newman en
Lo sublime es
ahora
[1948] y Jean-François Lyotard en
Lecciones
sobre la analítica de lo sublime
[1991] [BELL, 2013]
[MORLEY, 2010]. Las teorías propuestas por estos
autores exponen una amplia gama de emociones
vinculadas a lo sublime, muchas veces simultaneas
y contradictorias, como asombro, miedo, atracción,
reverencia, estupefacción, sobrecogimiento, des-
lumbramiento, etc.; asociadas a hechos que nos
resultan inexplicables, intangibles, inexpresables,
Revista Poiésis, Niterói, v. 23, n. 39, p. 253-277, jan./jun. 2022. [DOI: https://doi.org/10.22409/poiesis.v23i39.49156]
256
irrepresentables, inalcanzables, trascendentales,
imposibles de comprender y enunciar racionalmen-
te, como lo inmensamente poderoso, lo infinito –ín-
fimo o supremo–, lo inmaterial, el vacío, lo sagrado,
lo incorpóreo y lo abismal, entre otros.
El arte cinético fue expuesto por primera vez en 1955
[
Le Mouvement
, Galería Denise René, París], algunos
años después de que Barnett Newman publicara su
ensayo
The sublime is now
, en el que discute el trata-
miento de lo sublime en el expresionismo abstracto,
y antes de que Robert Rosenblum usara el término
Abstract sublime
” [1961] para constatar la prolonga-
ción del sublime romántico en exponentes de dicho
movimiento. Aun cuando los cinéticos no demostra-
ron interés explícito por la categoría de lo sublime,
varios aspectos de la misma, destacados por Rosen-
blum en obras expresionistas abstractas, también
pueden ser identificados en obras cinéticas; entre
ellos: la activación del vacío, el uso de recursos sim-
ples para obtener efectos impactantes, la supresión
de la forma para transmitir la sensación de infinitud y
la evocación de una dimensión cósmica.
El movimiento, trabajado desde la dimensión artís-
tica, es fuente de ricas experiencias estéticas y de
intensas vivencias personales. Fenómenos que son
incontrolables e imposibles de presentar pueden
desencadenar el sentimiento de lo sublime. Remiten
a aquello cuyo poder nos sobrepasa, que está más
allá de los límites de nuestra comprensión, y que, aun
cuando es inquietante, sobrecogedor u ofuscante,
nos cautiva y seduce, desafiando nuestras capacida-
des de expresión y representación. Temblores violen-
tos, desplazamientos sutiles, vibraciones intangibles,
radiaciones, pulsaciones, oscilaciones, repeticiones,
flujos, todos ellos son materia prima de lo sublime en
la poética del movimiento.
Es probable que varios artistas aquí citados no
hayan tenido conciencia de en qué medida ni en qué
sentido sus obras podrían estar relacionadas con
lo sublime. El estudio de su producción y de even-
tuales posicionamientos teóricos sobre el diálogo
de lo cinético con lo sublime, revela cruces de esta
categoría con otras, como lo asombroso, lo lúdico, lo
trascendental y lo inefable. Lo sublime, tratado desde
la poética del movimiento, también puede estar aso-
ciado a la vitalidad y sacralidad de la Naturaleza.
En la manera como el arte del movimiento trabaja
con lo sublime hay aspectos que se repiten y solu-
ciones que se destacan. Llevando esto en conside-
ración, me he detenido en obras específicas, expo-
niendo reflexiones sobre objetos concretos, para
que las ideas discutidas puedan ser mejor visuali-
zadas y comprendidas. Sin embargo, es importante
recordar que la diversidad de procedimientos en el
arte cinético no permite establecer generalizacio-
nes o categorizaciones.
HERNÁNDEZ, Mariela Brazón. Consideraciones sobre lo sublime y la poética del movimiento.
257
PRESENCIA DE LA NATURALEZA
Alimentado por los ríos más desconocidos del continente, el Caroní es un crisol de
tumultos. En él caen los Grandes Juegos de Agua de América, llevados a la escala
de América, con bocas de cavernas que vomitan cascadas enormes […] No puede
concebirse nada más impresionante que el salto de Tobarima, dado por el Caroní en
medio de la selva más cerrada y feroz, para meterse en gargantas donde apenas puede
creerse que quepan tantas y tantas aguas. Y es que el Caroní es río estruendoso, río que
brama en sus cañones, que retumban en trueno al pie de sus raudales…
[CARPENTIER, 1999, p. 28-29]
Localizada en la región de la Guayana
venezolana, la Central Hidroeléctrica Simón
Bolívar [también conocida como Hidroeléctrica
del Guri] es alimentada por el río que tanto
impactó a Alejo Carpentier: el Caroní. Principal
planta de generación eléctrica del país, su
construcción [1963-1986] marcó uno de los
períodos más importantes del desarrollo
económico de Venezuela. Es una obra de
ingeniería grandiosa, que cumplió con éxito
uno de los objetivos trazados por los sucesivos
gobiernos que participaron en su construcción:
proyectar la imagen de un país moderno, con una
economía pujante y capaz de ejecutar grandes
emprendimientos para explotar las ilimitadas
riquezas naturales.
Entre los elementos que componen este complejo
hidráulico destacan tres obras artísticas: la
escultura cinética
Torre
Solar
[1985], de Alejandro
Otero [Venezuela,
1921-1990]; la
Plaza del
Sol y la Luna
[1986],
de las arquitectas
venezolanas Esther
Áñez y Lissette Ávila;
y las
Ambientaciones
Cromáticas
de las dos salas de máquinas [1986],
de Carlos Cruz-Diez [Venezuela, 1923-2019].
La obra de Otero [figuras 1 y 2], de dimensiones
monumentales, es visible a gran distancia, como
incrustada en un paisaje que el hombre intenta
dominar sin lograrlo por entero. Comparada con
la represa, la
Torre Solar
es un pequeño gigante
que se levanta decidido, muy cerca del torrente
liberado por las compuertas. Su presencia
transmite una mezcla de miedo y encanto que
hace evidente nuestra insignificancia ante las
fuerzas primarias de la naturaleza.
Revista Poiésis, Niterói, v. 23, n. 39, p. 253-277, jan./jun. 2022. [DOI: https://doi.org/10.22409/poiesis.v23i39.49156]